Los superalimentos hidratantes que no pueden faltar en tu dieta este verano

Los superalimentos están de moda. ¿Has oído hablar de ellos? Seguro que sí.
Se trata de productos altamente ricos en nutrientes que son muy beneficiosos para la salud y el bienestar. En este caso vamos a centrarnos en superalimentos que darán una inyección de hidratación a nuestro cuerpo, algo muy necesario en pleno mes agosto.

Fáciles de conseguir

Lo mejor de estos superalimentos es que los vas a encontrar fácilmente en cualquier tienda o supermercado y que van a ayudarte a mantener un correcto nivel de hidratación aunque las temperaturas sean elevadas. Si es posible, te recomendamos que adquieras productos ecológicos: verás que su sabor suele ser más intenso aunque a simple vista su aspecto sea menos llamativo.

Al grano…

Seguro que te mueres de ganas de saber cuáles son estos alimentos milagrosos que, sin apenas esfuerzo, van a conseguir que tu cuerpo esté bien hidratado en verano. ¡Toma nota!
Limón: un cítrico con un alto contenido de vitamina C, complejos vitamínicos del tipo B, calcio, hierro, magnesio, potasio y fibra. Su zumo natural diluido en agua es una bebida isotónica rica en flavonoides ideales para hidratarse y ganar energía.
Sandía: la fruta de verano, de la que algunos nutricionistas dicen que es una fruta “buena para todo”. Es muy rica en agua y licopenos antioxidantes, y además está buenísima.
Pepino: un alimento rico en agua, fresco y un estupendo aliado para la pérdida de peso. Además, aporta a nuestro organismo beta-sitosterol que ayudará a regular el nivel de glucosa en sangre y a mantener la energía constante.
Miel: ¿a quién le amarga un dulce? Este endulzante natural es perfecto para las bebidas frías. También se puede tomar una cucharada en ayunas para aumentar la energía si baja la tensión a nivel del mar o si hemos dormido demasiado.
Té rooibos: mucho más que una infusión. Esta bebida hidratante, es antioxidante y reconstituyente. Al no contener cafeína, podemos tomarla a todas horas sin miedo a perder el sueño.

No olvides al rey de la hidratación: ¡el agua!

En verano, nuestro ritmo de vida cambia drásticamente. El buen tiempo nos anima a realizar más actividades al aire libre y a estar más activos. Si a esto le sumamos un aumento de la temperatura y un mayor grado de humedad, el resultado es que nuestras necesidades de hidratación aumentan.
Es importante no esperar a sentir sed para tomar líquidos: cuando notamos nuestra boca seca ¡ya es un primer síntoma de deshidratación! Así que no esperes a tener sed para beber e intenta tomar unos 10 vasos a lo largo del día.

Como ves, mantener tu cuerpo bien hidratado en verano es una tarea fácil y accesible a todos. Bebe mucha agua, incluye los superalimentos que te recomendamos en tu dieta, y si te apetece, ven a descubrir nuestros talleres de batidos que te ayudarán a cuidarte desde dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *