Los mejores sustitutivos para reducir el consumo de azúcar

Cada vez son más las personas que desean estar informadas sobre lo que comen y qué nutrientes necesitan para estar más sanos. Uno de los alimentos del que más se habla últimamente es el azúcar.
¡Incluso existe un movimiento anti-azúcar que va ganando seguidores de año en año!

Beneficios de reducir el azúcar

Excederse con este alimento no es nada aconsejable para nuestra salud, ya que no aporta nada al organismo. Son calorías vacías que se transforman en grasa y se acumulan en nuestro cuerpo.
Además del riesgo de aumentar de peso, se estima que la ingesta de azúcar en grandes cantidades unido a otros factores (como el estilo de vida, predisposición genética, etc.) puede aumentar las probabilidades de padecer enfermedades.
Sin embargo, reducir su consumo conlleva múltiples beneficios:
Para tu cuerpo: ayuda a disminuir riesgos cardiacos, colesterol, diabetes, obesidad y reduce la presión sanguínea. Puedes notar que enfermas con menos frecuencia de resfriados y gripes. Esto va ligado a un cambio de hábitos y a que se consumen otro tipo de alimentos más sanos que aumentan tus defensas.
Para la piel: mejora la elasticidad de la piel. Uno de los factores dañinos del exceso de azúcar es que entorpece la creación de colágeno y antioxidantes. La piel pierde firmeza y está más expuesta a los radicales libres y los efectos dañinos del sol

 Sustitutos del azúcar

A continuación te damos unas ideas para que no depender de este sustancia y comer más sano:

Ponte menos azúcar en el café, las infusiones y el yogur o sustitúyelo por estevia, canela o sirope de agave. Lo mejor es que no le pongas nada así notarás mejor los sabores.

Haz pasteles y repostería en casa, así podrás controlar las cantidades o escoger la forma como lo endulzas.

Come alguna pieza de fruta (sin excederte), para saciarte con la glucosa de esta. Si es de temporada mejor porque al ser de proximidad estará más fresca y te entrará mejor.

Sustituye los refrescos azucarados por cafés, tés e infusiones. O mejor todavía: por agua de toda la vida que es lo mejor para saciar la sed.

Y recuerda que para cuidarte lo ideal es mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico de forma regular.
Y de vez en cuando, ¡escaparte un fin de semana a Caldea! 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *