Alimentos típicos de invierno para una dieta saludable

Después de las semanas de atracones con comidas familiares y festividades varias, podríamos llegar a pensar que los alimentos típicos de invierno son los polvorones, los turrones, el foie-gras o cualquiera de esas calóricas delicias que han estado presentes en nuestras mesas. Nada más lejos de la realidad (y lo sabes). Así que si quieres volver a seguir la senda de la dieta mediterránea saludable, y ahorrar en plena cuesta de enero, sigue leyendo y llena tu despensa con los alimentos de temporada que te proponemos.

Alimentos de temporada: todo son beneficios

Al consumir alimentos de temporada, te aseguras de estar dándole a tu organismo unos nutrientes variados y saludables gracias a la ingesta de unos productos que se encuentran en sus mejores condiciones de frescura y adecuación a la época del año.

Además, tu bolsillo lo notará también, ya que al ser productos de temporada, ni escasean, ni hace falta importarlos de países con unas condiciones climatológicas distintas (y por tanto su precio es más bajo).

Los alimentos frescos de enero

Cuando vayas al súper este mes, no dejes de comprar frutas y verduras. Además de estar buenísimas, te ayudarán a limpiar tu organismo de los excesos de azúcares, grasas y proteínas de las últimas semanas.

Entre las frutas, puedes elegir caquis, chirimoyas, fresas y fresones, kiwis, limones, mandarinas, manzanas, naranja, plátano y pomelos. Un cóctel de intensos sabores que puedes tomar por separado, en batidos o hasta en sabrosas macedonias.

En las verduras y hortalizas, ahora es tiempo de sacar todo lo mejor de acelgas, ajos, alcachofas, apios, berenjenas, brócolis, calabacines, cardos, cebollas, coles lombardas, coliflores, endibias, escarolas, espinacas, guisantes, habas, judías verdes, lechugas, nabos, pepinos, pimientos, puerros, rábanos, remolachas, repollos, tomates y zanahorias. ¿Hay donde elegir verdad? Hervidas, a la plancha, al vapor….

En INÚU, nuestro espacio Adults Only, dispones de talleres gratuitos de nutrición (superfoods) y de batidos, en los que aprenderás a sacar el máximo partido a frutas, verduras y hortalizas de forma didáctica y divertida.

Proteínas de enero

Aunque no estaría de más reducir su ingesta por unos días (para recuperar el equilibrio), cuando elijas pescados y mariscos estos son los típicos del mes de enero: angula, bacalao, berberechos, besugo, camarón, carpa, cigala, langosta rosa, liba, lubina, mejillones, mero, ostras, palometa, perca, pulpo, salmón, tiburón, trucha y vieiras.

Y si eres más de carnes, no dudes en buscar becada, capones, cerdo, cochinillo, codorniz, conejo, conejo monte, cordero, criadillas, faisán, gallina, hígado, jabalí, liebre, mollejas, pato, perdices, pollo, ternera, vaca y venado.

Aliméntate con productos de temporada y vuelve a seguir el camino de la dieta saludable con las pautas que nos aporta la cocina mediterránea. Seguro que así, ¡la cuesta de enero se sube mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *