Cuida tu piel tras un día de nieve con nuestras aguas termales

El mejor après-ski

Ha llegado tu ansiada escapada a la nieve… Viernes en modo “finde”, mirando el reloj y contando las horas que parecen no querer pasar… y finalmente llega la hora de salir. De dejar atrás el trabajo y la rutina y pensar solo en los dos días que te esperan, disfrutando del esquí en Andorra.

Tu piel, expuesta a condiciones extremas

La piel en invierno está expuesta a condiciones extremas, sobre todo en la montaña. Aunque uses a diario una crema hidratante, y te protejas con crema solar cuando estés en pistas, las bajas temperaturas y el ambiente seco pueden llegar a resecar tu rostro, tus manos y tus pies. Verás como tu piel te reclama un aporte extra de hidratación y agentes humectantes para reparar sus barreras protectoras y evitar las grietas y la descamación.

Puedes untarte de crema… ¡O venir a Caldea!

Te proponemos un remedio fácil para que tu piel se recupere después de un día: bañarte en las aguas termales de Caldea. Sin ser un remedio médico, nuestras aguas termales poseen propiedades naturales hidratantes y son ricas en sulfuros y minerales, así como sódicas y aceitosas como el plancton termal. Con solo sumergirte en ellas unas horas, notarás en tu piel sus efectos antialérgicos, sanadores y descongestionantes.

Agua termal sin perder el enfoque lúdico

El agua termal de Caldea posee la de excelencia Aquatermalcert (ATC) que acredita que las aguas que encontrarás en los circuitos del Termolúdico, Likids e Inúu mantienen intactas las propiedades del manantial termal donde se originan. Así que después de un gran día en las pistas de esquí, no dudes en seguir divirtiéndote en Caldea. Además de pasar un buen rato, la piel de tu rostro, de tus manos y de tus pies se recuperarán de las condiciones extremas de la jornada y volverás a casa con un plus de hidratación que notarás nada más salir de nuestro centro.

2 Comentarios

    1. Hola Natalia,
      si venís con un niño de 11 años, podréis disfrutar al completo del circuito de aguas del Termolúdico, con sus lagunas termales interior y exterior, tazas de hidromasaje, jacuzzis, baños indoromanos, baños islandés, baño Sirocco, espacio aquamasaje, saunas, baño turco.
      Si además os apetece disfrutar de un masaje (también los hay específicos para niños), después podréis acceder al Espacio Orígenes, una zona más reservada en la que encontraréis un baño corriente azteca rodeado de un jardín tropical, un baño de pomelos ubicado en un jardín japonés, o el baño relajante en un entorno zen para desconectar, además de jacuzzis exteriores, solárium privado, saunas, hammam, camas de agua, y el bar acuático con una terraza de inspiración gaudiniana.
      Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *