¿Buscas un momento solo para ti? ¡En nuestro circuito de aguas lo conseguirás!

Si vas a mil y notas que tu cuerpo te pide un momento de pausa, ha llegado el momento de venir a CALDEA y disfrutar de un circuito relajante. Te proponemos un recorrido como ejemplo, aunque existen otras muchas posibilidades siempre que respetes las consignas que te iremos dando.
¿Te apetece empezar a desconectar del mundo?

Mejor por la mañana

Si buscas un ambiente más silencioso y tranquilo, no lo dudes y ven a CALDEA por la mañana. Te hemos preparado una oferta especial con entrada entre las 10 de la mañana y las 12 del mediodía que además te dará acceso al espacio Orígenes y a sus baños temáticos. ¡Y por solo por 27 €/persona!

La clave está en los contrastes

Para que tu cuerpo y mente se relajen es importante que juegues con los contrastes de temperaturas y sensaciones durante tu visita. Puedes empezar por sumergirte totalmente en nuestra gran laguna interior. Flota boca arriba disfrutando de un momento de serenidad y calma… y luego, ¡sal al exterior! Siente la brisa fresca en tu rostro y déjate llevar por las corrientes de agua en la parte exterior del circuito.
Vuelve al interior y dirígete a los baños indoromanos. Empieza por bañarte en el agua caliente (36ºC) durante unos tres minutos en un espacio inspirado en los baños de las cuevas de la Isla de Elefanta, en la India, cerca de Mumbai. Pasado ese tiempo, sumérgete en el agua fría (14ºC) durante 20 o 30 segundos y siente como tu cuerpo se reactiva. Después, reposa durante un par de minutos en la zona de descanso.
La siguiente etapa que te proponemos te llevará hasta el baño islandés. En este espacio, que se inspira en los contrastes geotérmicos de Islandia, encontrarás nuestro hammam con vapores de eucalipto y justo delante el baño frío. También puedes estimular tu cuerpo con el hielo que encontrarás justo al lado y regalar a tus pies unos momentos de relajación en el pediluvio. Lo esencial, mantener siempre la cadencia de contrastes: calor y luego frío (siempre el “frío” al final).
Aprovecha que estarás cerca de la sauna y disfruta de sus beneficios para relajarte. Intenta aguantar al menos 15 minutos y después proporciona a tu cuerpo una buena ducha fría.

Más contrastes en el espacio Orígenes

Ha llegado el momento de tomar las escaleras y subir al espacio Orígenes. Un espacio cuyo acceso está reservado solo para las personas que reservan uno de nuestros masaje, pero que te incluimos gratuitamente con la oferta especial de entrada de mañana en CALDEA que te mencionábamos anteriormente.
Aquí podrás disfrutar del baño de pomelos, inspirado en un jardín japonés, en el cual podrás exfoliar suavemente tu piel al frotarte el cuerpo con estas frutas. Después, cambia de ambiente y viaja hasta la antigua cultura azteca con un baño que te liberará de las tensiones que puedas tener acumuladas en las plantas de los pies. Unas ligeras corrientes te acompañarán mientras caminas sobre unas piedrecitas que masajearán suavemente las plantas de tus pies.
Finalmente, puedes dirigirte al jacuzzi exterior y relajarte contemplando las montañas; tomar el sol en una de las hamacas en el solárium o probar el hammam de este espacio para poder compararlo con el que hiciste anteriormente.

Como ves, en CALDEA hay muchos espacios para disfrutar de las aguas termales en sus diferentes estados (vapor, hielo, caliente, fría…). Lo importante no es tanto el orden en que los disfrutes, sino mantener siempre la alternancia caliente – frío para conseguir que tanto tu cuerpo como tu mente escapen de todo. ¿Te animas a probar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *