Beneficios del agua termal en CALDEA

En CALDEA te refrescarás, pasarás un buen rato, te olvidarás de todo lo que quieras olvidar pero sobretodo, tu cuerpo y tu mente se beneficiarán de las propiedades de las aguas termales. Porque aunque no te des cuenta, esta aguas actúan sobre tu organismo y te aportan múltiples beneficios de forma silenciosa.

Nuestras aguas termales

No todas las aguas termales son iguales. En el caso de CALDEA, se trata de aguas que emanan del interior de la tierra a una temperatura de 70º C, y que tratamos y refrigeramos para su uso en el centro termal. Nuestras aguas son muy ricas en elementos minerales, en especial en sodio, silicio y sulfatos, pero también en otros minerales como el magnesio, el calcio, el cloruro o el fluoruro.

Tu piel: más sana, protegida y joven.

La composición química natural de nuestras aguas es altamente beneficiosa para pieles con psoriasis, sarpullidos, eczemas, rosácea u otras dermatitis, así como la cura de heridas y de otras lesiones de la piel. Sus microorganismos ayudan al cuerpo humano mejorando el sistema de defensa de la piel frente a todo tipo de agresiones a la vez que ayudan a disminuir el proceso de envejecimiento de este órgano.

Efectos purificantes y detox

La temperatura de nuestras aguas termales incrementa la temperatura del cuerpo mientras nos bañamos, contribuyendo a disolver y a eliminar las toxinas del cuerpo. Al mismo tiempo, aumenta nuestra presión hidrostática que a su vez incrementa la circulación sanguínea y oxigenación.

¿Molestias gastrointestinales? ¡Verás como mejoran!

La mayor oxigenación de nuestro organismo con el baño en aguas termales, comporta una mejora en la alimentación de los tejidos del cuerpo en general. El metabolismo se reactiva, estimulando al mismo tiempo las secreciones del tracto digestivo y del hígado, contribuyendo así en la digestión. Tomar baños de aguas termales de forma periódica durante un mes ayuda a normalizar las funciones de las glándulas endocrinas y el funcionamiento en general del sistema nervioso autonómico del cuerpo.

Alivio del reumatismo y dolores articulares, como la artritis

El calor beneficia la relajación muscular que a su vez disminuye la rigidez y mejorando la movilidad. Paralelamente, la acción antiinflamatoria de nuestras aguas va a contribuir a una disminución del dolor.

Excelentes para los problemas respiratorios

Los vapores cargados de minerales son beneficiosos para las afecciones respiratorias. Sus efectos descongestionantes ayudaran a relajar y a mejorar las irritaciones de los bronquios en particular y del aparato respiratorio en general.

“Mens sana, in corpore sano”

Los beneficios del termalismo en el organismo se ven reflejados también en nuestro estado anímico. El consumo extra de minerales como el dióxido de carbono, azufre, calcio y magnesio a través de las aguas, conlleva a un estímulo del sistema inmune, una mayor producción de endorfinas, una mejora de la regulación de las funciones glandulares y una relajación mental.
Así, de forma casi imperceptible, notarás como se alivian problemas psicosomáticos como el estrés o falta de sueño.

Ahora ya conoces lo que nuestras aguas termales naturales pueden hacer por tu cuerpo y por tu mente, aunque lo mejor será que lo compruebes por ti mism@. Date un capricho y ven a visitarnos. En familia, en pareja o sol@ si lo prefieres, en la sección de ofertas para CALDEA encontrarás diferentes propuestas para hacer de tu visita una experiencia única.
¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *