Un día en la nieve en familia en Andorra

¿Quién dice que en la nieve solo se puede esquiar?

Como cada temporada de invierno, tanto Grandvalira como Vallnord os ofrecen una gran variedad de actividades para que podáis disfrutar todos juntos de la montaña o para que los peques se diviertan mientras vosotros aprovecháis sus  pistas de esquí.

A continuación, os presentamos algunos planes en la nieve que os aseguran pasar un buen día en familia.

Mushing

Un recorrido diferente y único a través de los bosques nevados de Andorra… ¿Os apetece? Ya sea en el este o en el oeste del país, podréis descubrir el mushing, un deporte en el cual un grupo de entre 6 y 12 perros tiran de un trineo en el que iréis tumbados mientras un musher los guía o que, si lo preferís, podréis conducir vosotros mismos.

Moto de nieve

¡Un paseo en la nieve a toda velocidad! Puede que a los padres os surjan algunas dudas sobre el hecho de subirse en una moto de nieve, sobre todo si vuestros hijos son muy pequeños, pero ¡no os preocupéis! Vallnord propone esta actividad adaptada a niños en sesiones de 10 minutos en el sector de Pal-Arinsal. Toda una oportunidad para que los miembros más jóvenes de la familia tengan un primer contacto con el mundo del motor.

Un encuentro inesperado

En el jardín de nieve de Pal-Arinsal, los pequeños debutantes o los niños que quieran jugar en la nieve mientras sus padres esquían por Vallnord podrán pasar unas horas en este lugar y descubrir lo divertida que puede ser la nieve. Además, cuando estén allí, podrán conocer y jugar con algunos de sus personajes favoritos: Pocoyó, Elly, Pato y todos sus amigos.

Descenso en tirolina

Por primera vez, Grandvalira abrirá su famosa tirolina durante la temporada de invierno, dándoos la oportunidad de alcanzar velocidades de hasta 80km/h a 40 metros de altura por encima de un paisaje nevado. Un recorrido de 550 metros que podréis hacer individualmente o en tándem con vuestros hijos, siempre que estos pesen más de 20kg y el peso conjunto de las personas no supere los 150kg.

 

Y para acabar el día de la mejor manera posible, nada como sumergirse en las aguas termales de CALDEA. Recuperad fuerzas juntos en las instalaciones del Termolúdico o dejad que los niños disfruten de un spa 100% adaptado para ellos en LIKIDS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *